Son un conjunto de técnicas que no siguen las reglas que Google impone, con el fin de realizar un posicionamiento orgánico más efectivo y rápido. El gran problema de utilizar estas técnicas es que Google cada segundo que pasa, aprende algo y todas estas técnicas son cada vez más fáciles de identificar. Por lo tanto, al ser menos efectivas, puedes recibir una penalización por parte de Google.

¿Sirve hacer Black Hat SEO?

Como ya lo hemos mencionado antes, NO! Desde hace al menos 20 años, Google ha actualizado su código al menos una vez diario! Hoy en día puedes ser atrapado muy fácil. Evita realizar estas técnicas y disfruta el camino, la incertidumbre de realizar nuevas estrategias y ver cómo cada semana subes de posición.

Además, hay muchas formas de hacer lo correcto. Existe una página de Google con una Guía de Optimización en Buscadores. En ella podrás encontrar información de gran relevancia para posicionarte en tu nicho. También contamos con un artículo en dónde hablamos de las técnicas White Hat SEO, con ellas podrás realizar un trabajo de SEO Técnico ASOMBROSO.


Principales Técnicas Black Hat SEO


Si estás familiarizado con el SEO, debes saber lo importante que son los backlinks para tener una autoridad de dominio y posicionarte un poco más rápido. Bueno si no era así, ahora lo sabes.

Básicamente, está técnica tiene como fin comprar links a sitios web con mejor autoridad de dominio que la tuya para que te arrastren y Google comience a tener tu página web en la mira (para bien).

El pago de backlinks es la forma más difícil de identificar para Google puesto que no es tan sencillo determinar si un enlace es natural o no. Pero si realizarás esta técnica, busca alguien de tu mismo nicho. No es normal que una página ecommerce de zapatos tenga un enlace externo de una pizzería, cierto?

También una forma en la que muchas webs son sancionadas, es cuando se ve un incremento en el número de backlinks para nada natural. Es por esto que si adoptaras este tipo de acciones para tu estrategia debes ser muy cuidadoso. Pero debes tener en cuenta que un día tu tráfico orgánico puede irse de 10,000 visitas a 0, es un riesgo que tu tomarás.

-Keyword Stuffing

Puede que esta técnica sea muy poco conocida por un usuario que no está familiarizado con el SEO, sin embargo, la explicaremos detalladamente a continuación.

El uso excesivo de palabras clave fue una te las primeras técnicas que se comenzó a utilizar en el mundo del Black Hat SEO. Esta técnica se empezó a emplear debido a que Google tenía como factor de posicionamiento web la densidad de palabras clave y con esta estrategia lo que se buscaba era aumentar este porcentaje y, por lo tanto, su relevancia en los buscadores.

Esto funcionaba, pero se dieron cuenta que las webs estaban abusando de esta estrategia y conforme los años han pasado, este factor ha perdido relevancia en el posicionamiento en las SERPs.

Para evitar una penalización por el keyword stuffing, crea tu contenido de forma natural, utiliza sinónimos y da valor con cada artículo. Ten un porcentaje aprox. de 2-3% en la densidad de tus palabras clave y no tendrás ningún problema.

-Contenido Duplicado

El contenido duplicado es todo aquel texto que está dentro de tu página web y está duplicado, ya sea en tu página web o en un sitio externo. Pero en está ocasión hablaremos del externo ya que es parte del SEO "malo y poco ético".

Existe la posibilidad de que busques inspirarte en una página de tu competidor, pero no puedes copiar tal cual el contenido! Es algo que a Google nunca le ha gustado y siempre ha pedido que cualquier contenido que sea creado, sea creativo y nuevo. De hecho, es muy fácil que Google detecte esto porque crearon Panda. Este animal lo que hace, es que pasa como un robot a tu sitio web y analiza todo el contenido y puede determinar si el contenido existe en otro sitio web o dentro del mismo. Es imprescindible crear contenido propio y darle tu propio toque.

Esta técnica es más conocida en el mundo del SEO como "cloaking". Esta estrategia se combinaba junto con la antes ya mencionada, Keyword stuffing. En un momento te comentamos el por qué.

Antes lo que se buscaba hacer con esta estrategia era poner contenido con el mismo color del fondo, con letra tamaño 0px, usando una configuración de css que no permitiera la visualización en la pantalla, pero sí en el código o colocando el contenido detrás de una imagen. El fin de esto era aumentar la densidad de tus palabras clave o bien para ocultar links o enlaces internos de tu página web.

Ahora bien, esta técnica se combinaba con el keyword stuffing porque lo que se buscaba con esta estrategia, era aumentar la densidad de las palabras clave sin que Google se diera cuenta que no era un contenido completo.

Hoy en día esta técnica black hat no sirve y se considera una violación a las Guidelines de Google.

Estas son algunas de las técnicas "malas" que no deberías usar. Cada día es más difícil engañar al robot de Google, pero si lo intentarás, ten en cuenta las consecuencias que trae consigo.